Pulpo lacerante

¡Zas! Alguien llega, vertical pulpo tocando uno a uno los puntos del aire. Las estelas son notoriamente invisibles; balazos de nada, congelados. Entre esos huecos estiramos el silencio. La noche ha derramado este frío que llega horizontal como la sombra. A nosotros, invadidos, no nos queda más que ser su materia lacerada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s