Lo naco, reinvindicaciones

Años 80 (y anteriores), típico de las fiestas de bodas: birria y tortillas frías para los invitados. Situados en este tiempo estaban «satanizadas» cosas como el pulque, el mezcal y la cerveza (¿el tequila también?). Esas bebidas eran para los indios, luego rebautizados nacos por la sociedad «cosmopolita». Lo naco se identificaba por todos sus gustos, ¿comida? capirotada de agua, con jitomate incluido; ¿música? grupos como los Yonics, los Strwks y luego Rigo Tovar y los Bukis; ¿reproductores musicales? enormes consolas en lugar de stereos. Y las bebidas ya mencionadas. Claro que la vestimenta y la forma de hablar (junto con particulares tradiciones) evidenciaban la expresión de lo naco.

Hoy no estoy seguro de que esto perdure, tal vez haya habido una transformación, que lo naco se haya tornado en otras formas (la aplicación de la tecnología lo podría promover). Lo cierto es que muchas de esas formas o productos se han aclimatado en la sociedad entera. El pulque, el mezcal, la música grupera, ya tienen aceptación y hasta consumo por un número mayor de personas a quienes no podemos considerar ni llamar nacas.

Claro que esta aceptación y hasta adopción de lo otrora considerados sus productos de consumo, nos habla de una sociedad más abierta (quiero ser optimista) que, sin embargo, ha movido sus desprecios a otros terrenos (quiero ser realista). Y aquí abría que abrir los ojos nuevamente para ver cómo están ya desplegadas las fichas de los grupos sociales que nos conforman en este siglo XXI.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s